Clavo pulido sin suciedad ni rebabas, fabricado con alambre trefilado hasta el calibre deseado, posteriormente pasa a la máquina que lo corta a la medida requerida dándole cabeza y punta.
Posteriormente el clavo es sometido a un proceso de limpieza y pulido lo que produce un acabado brillante.

Especificaciones técnicas clavo estándar sin cabeza

Especificaciones técnicas clavo estándar con cabeza

Cajas de 25 kg

  • Albañilería
  • Carpintería
  • Uso doméstico